martes, 2 de febrero de 2016

Otra vida para una bandeja de madera



A veces, hay objetos que dejan de gustarnos. Porque se pasan de moda, porque nos cansan, o porque nuestros gustos varían. Entonces tenemos dos opciones: seguir aguantándolos, o tirarlos.

O si eres de las mías, está la tercera opción: guardarlos para cuando nos entre la inspiración y se nos ocurra qué hacer con ellos para que vuelvan a enamorarnos.


(Esta tercera vía se traduce en varias cajas de cosas "pendientes de")


Y la prueba es esta bandeja de madera, con la que me he reconciliado (y eso que dicen que segundas partes, en cuestión de amores, nunca son buenas).

(Además, te cuento mis avances con usando pinturas de acabado chalk-paint, que han avanzado)
Separador
viernes, 29 de enero de 2016

Funda de almohada para mi duendecico



A veces, el oír a nuestros hijos opinar sobre una labor o una manualidad es bonito.

Hacerles caso no siempre es posible, pero de vez en cuando, su idea se incorpora a lo que estamos haciendo, y de esta forma, esa labor, que ya de por sí era especial, lo es aún más. Porque lleva consigo la complicidad del tiempo compartido.

Hoy te quiero enseñar la funda de almohada que he bordado para Celia, y cuál fue su participación, que nos hace mucha gracia, porque eso de terminar las cosas en "ico" queda gracioso, y más siendo nosotros de Madrid...


(el bordado está hecho en plena búsqueda de mi "mojo costuril", así que no me pidas perfección en las puntadas, que la estuve haciendo casi como terapia de choque)

Separador
lunes, 25 de enero de 2016

Cartera íntima o cómo recuperé mi mojo costuril



Seguro que te ha llamado la atención el título del post de hoy. ¿Qué tiene que ver una cartera íntima (de las que se ven tanto en otros blogs) con eso del "mojo" y encima "costuril"?

(¿y qué es una cartera íntima?)

Si te cuento que a veces hay labores que nos desatascan, quizá lo entiendas. 

Y si te animas a seguir leyendo, lo comprenderás desde el inicio hasta el fin.
Separador
miércoles, 13 de enero de 2016

Un jardín de hadas



A veces, es conveniente bajar de altura y ponerse a la de una niña de tres años y medio. Es por eso, que hoy te quiero enseñar mi Jardín de Hadas. Un jardín en miniatura que llevamos proyectando Celia y yo desde el verano pasado y que hoy te quiero enseñar, con la excusa del Reto Facilísimo, que organiza Mª Victoria, de "Hecho a Mano y Con pasión". El tema de este mes. "Un nuevo comienzo" me venía perfecto como excusa para animarme (animarnos) a hacer un pequeño jardín para que las hadas vengan a vernos. Porque hay aficiones que se pueden iniciar el cualquier momento, y esta de poner muñequitos en las macetas nos ha encantado a las dos.

¿Te lo enseño?
Separador
lunes, 11 de enero de 2016

El hussif para Ana



Hay proyectos que merece la pena hacerlos sólo por ver la cara de la persona que lo va a recibir. Como este hussif que le he regalado a mi sobrina Ana. Porque era una promesa que le hice, y porque ahora que se nos ha vuelto costurera lo necesita. 

Y cuando sabes que va a merecer la pena, te da igual que te den las tantas de la madrugada cosiendo a todo correr para que el día de Navidad, una niña abra los ojos llenos de emoción y te diga "Gracias, tía Luz"...

Porque no es solo un costurero de viaje, sino mucho más...

Y te lo voy a enseñar con todo detalle.
Separador

También te puede interesar

Blogging tips